Búsqueda avanzada
Bolivia. La clase trabajadora en el escenario actual
Juan Luis Hernández.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Un nuevo escenario político se abrió en Bolivia en el marco del segundo mandato presidencial de Evo Morales, iniciado en enero de 2010. Tras la derrota del golpe cívico-prefectural a fines del 2008, y la posterior desarticulación de la derecha oligárquica a nivel nacional, se produjeron realineamientos en los distintos movimientos sociales, destacándose la reactivación del movimiento obrero. En este contexto cobró relevancia la resistencia popular al gasolinazo de diciembre de 2010 y las movilizaciones por aumento salarial de abril de 2011, así como los debates y conclusiones del 31º Congreso de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia realizado en septiembre de 2011. Este despuntar de las luchas clasistas coincide con un proceso de diferenciación política en curso al interior del extenso y difuso entramado social, que se referencia en el MAS. Las circunstancias expuestas ameritan ensayar una nueva mirada sobre los debates académicos acerca de la condición obrera en Bolivia, que tuvieron lugar durante los primeros años del nuevo milenio, que estaban centrados en la posibilidad o imposibilidad de la existencia de los trabajadores como sujeto de cambio. Claramente influenciados por la derrota minera en Calamarca (1986), la emergencia de las políticas neoliberales desde mediados de la década de los ’80, y la aparición de nuevos y viejos actores en la lucha contra los proyectos neoliberales -habitualmente analizados desde el marco teórico de los movimientos sociales- la mayoría de la literatura especializada dictaminó, en forma algo apresurada, la “extinción de la condición obrera”, es decir, la transmutación de la derrota física de los trabajadores en su desaparición como sujeto político. Sin embargo, una aproximación a la actual estructura ocupacional boliviana, que se condice con los episodios relevantes del conflicto capital-trabajo durante los dos primeros años del segundo mandato presidencial de Evo Morales, y con los ejes principales del debate operado en las instancias orgánicas del movimiento obrero, impulsan a problematizar esta -hasta ahora- acendrada posición en el ámbito del pensamiento crítico boliviano. Nuestra intención es aproximarnos al proceso de reorganización de los trabajadores que se encuentra en curso, centrándonos en el sector de los fabriles, tratando de discernir sus rupturas y continuidades con el pasado reciente del movimiento obrero en Bolivia.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.