Búsqueda avanzada
Una nueva Serendipia: David Peña y la Biblioteca Internacional de Obras Famosas
Valinoti y Beatriz Cecilia.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La aparición del controvertido The Western Canon, de Harold Bloom, puso en el centro de la escena el debate sobre la conformación del canon literario. ¿Pero qué pasa con esas discusiones y la conformación de dicho canon en el caso latinoamericano? ¿Y en el argentino? Sin dejar de reconocer que, en su formación, operan imbrincados intereses -políticos, sociales y culturales- que son los que le dan forma, de acuerdo a lo sostienen las discusiones sobre el tema, estas cuestiones cobran fuerza a finales del siglo XX y principios del siglo XXI, vinculadas a la necesidad de definir la especificidad de estas culturas literarias. Sin embargo, algunos emprendimientos de fines del XIX y principios de siglo XX, parecen estar dando cuenta que la conformación del canon era una problemática que se pensaba resolver, en una forma material, desde la práctica. En el caso argentino, esto sucedía en torno a 1910 donde un gran proyecto editorial llevado a cabo por la Sociedad Internacional (Buenos Aires-Londres) ofrecía, en 24 volúmenes, una compilación de las más grandes obras maestras de todos los tiempos, con la novedad de la incorporación de las obras de los escritores argentinos junto a aquellas otras producidas durante los 6.000 años transcurridos desde que los libros comenzaron a ser. No deja de ser interesante que, desde la campaña publicitaria organizada para su venta, se destacaran: la oportuna aparición en el año del Centenario, fecha que marcaba un nuevo punto de partida en la patria; que era la primera obra de carácter universal en cuya confección participaba la República Argentina y la oportunidad de que el país se convertiera en una guía para América. Superando la exposición teórica sobre la cuestión canónica y tomando en cuenta los aportes de la nueva historia cultural, abordaje que permite reconstruir redes y prácticas sociales, a la vez que se permite observar nuevas formas de pensamiento y acción, estableciendo relaciones de carácter social, cultural y político que posibilitan la reformulación del espacio material y simbólico, se analizará la selección que realiza para dicha Biblioteca Internacional David Peña quien, convocado junto a un grupo de eruditos de más de dieciocho países, fue el encargado de elegir las producciones argentinas en poesía, ingenio y humorismo, novelas, memorias y diarios, ensayos, cuentos, historia, aventuras y viajes, vidas de grandes hombres, usos y costumbres, oratoria, filosofía y todos los demás géneros de lectura.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.