Búsqueda avanzada
La reforma penitenciaria en la provincia de São Pedro do Rio Grande do Sul (1850-1888)
Cesar y Tiago da Silva.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Es suficientemente sabido que los estados surgidos de los procesos independentistas en la América Latina de la primera mitad del siglo XIX, no nacieron desconectados de las transformaciones penales que se venían produciendo de manera acelerada desde el XVIII. La nueva racionalidad punitiva y el rechazo hacia los castigos infamantes y corporales, considerados propios de regímenes absolutistas, pronto coronarían, también aquí, a la pena de privación de libertad como la reina por excelencia de la penalidad liberal. Este cambio punitivo, claro está, generó una demanda de cárceles salubres y seguras que el Imperio brasileño, al igual que otros gobiernos latinoamericanos, no disponían por entonces. Normalmente, las mejores cárceles se ubicaban en las capitales o en las grandes ciudades de las provincias, mermando por consiguiente el esfuerzo de las fuerzas de seguridad y el de la administración de la justicia. Pero la cuestión no era solo logística, además de eso se sumaba la nueva concepción de pena que, más allá del cumplimiento del tiempo predeterminado en los tribunales, conllevase también la regeneración y/o corrección del preso. Pero mientras que las pésimas condiciones carcelarias fueron motivo de críticas por parte de algunos gobernantes latino-americanos, al asociar las imágenes de las vetustas prisiones, la insalubridad y el hacinamiento vigente con los abusos del antiguo régimen, en Brasil, donde poco o nada difería de sus vecinos en este particular, nada fue siquiera cuestionado con la ascensión al trono de D. Pedro I. La sucesión de los Bragança en el mando, acabó por imprimir una visión de continuidad (lineal y armónica) a las medidas carcelarias subsiguientes. Brasil es un caso singular dentro de América Latina: primero porque acogió muy tempranamente el modelo de las penitenciarías (las llamadas Casas de Correção) para implementar el programa de corrección del individuo delincuente (aislamiento + trabajo), proporcionándole a la vez un tratamiento supuestamente más humano dentro de un régimen disciplinario. Y, en segundo lugar, porque la reforma penitenciaria fue mucho más allá de las construcciones de “casas de correção” en las principales ciudades brasileñas. De hecho, nuestro interés en este trabajo es analizar el amplio proyecto reformista llevado a cabo en la provincia de São Pedro do Rio Grande do Sul, entre 1850-1888, puesto que mientras se levantaba la Casa de Correção de Porto Alegre, también se puso en marcha la consolidación del entramado carcelario de toda la provincia, con el objeto de adecuarlo a las nuevas necesidades que fijaban los códigos.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.