Búsqueda avanzada
Hacer política para hacer negocios. La política paraguaya y los comerciantes de yerba en Santa Fe
Forconi y María Celeste.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
En las sociedades coloniales Americanas el marco jurídico no constituía una herramienta capaz de otorgar seguridades y garantías en las transacciones comerciales, es por eso que las relaciones basadas en la confianza eran un valor clave de esta sociedad. Así como la inserción primero y el posterior ascenso político y social de una persona dependía de la suerte y habilidad que tuviera para establecer vínculos convenientes y conformar una red de relaciones que le permitiera sortear de la mejor manera las situaciones de incertidumbre y conflictos políticos, lo mismo ocurría con el crecimiento y consolidación económica. El hilo conductor de esta presentación serán las relaciones comerciales que una familia santafesina del siglo XVIII, los Martínez del Monje, estableció con el líder de la llamada “revolución comunera” y los conflictos judiciales derivados luego del sofocamiento de la insurrección. La principal actividad económica de los vecinos de Santa Fe era la comercialización de la yerba mate o de actividades afines a esta, los acontecimientos ocurridos en el paraguay entre 1720 y 1735 por la confrontación entre los colonos paraguayos y las misiones jesuíticas, ambos productores de yerba, pusieron en una encrucijada a los comerciantes santafesinos, que debieron poner en prácticas habilidades que les permitieran sortear las dificultades presentadas por esta coyuntura y continuar con la principal fuente de ingresos para ellos y la ciudad. En este contexto turbulento varios vecinos principales de la ciudad tomaron decisiones políticas y económicas para sortear esta situación. Tres miembros de la familia Martínez del Monje, los hermanos Ignacio y Miguel Martínez del Monje, su sobrino Juan José de Lacoizqueta y el suegro de Juan José, Antonio Márquez Montiel, establecieron vínculos comerciales con José de Antequera y Castro el líder comunero. Las consecuencias judiciales dejadas por las decisiones relacionales que permitieron continuar con las actividades económicas de la familia, y los procederes “impunes” del grupo familiar para sortear las investigaciones sobre colaboradores de los insurgentes serán las hullas que guíen en este trabajo.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.