Búsqueda avanzada
El Estado y la (re)producción étnica en San Luis: hacia una Antropología del post-Indigenismo
Espinosa Ezequiel.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
A finales del año 2006, una representante de la comunidad Huarpe Guanacache, toma contacto con el gobernador de la provincia de San Luis y le plantea la problemática de las comunidades originarias en la provincia, puntualmente de las poblaciones Huarpe que habitan el noroeste de la misma. La recepción por parte del gobierno resultaría sumamente auspiciosa, e inmediatamente se abrió “la agenda de las culturas originarias” a nivel provincial. Se instituyó el “Programa de Culturas originarias” y en el año 2007 se promulgaría la Ley Nº V-0600-200, a través de la cual el gobierno de San Luis asumía la decisión de “conocer, rescatar e integrar a las culturas originarias que habitan el territorio de la provincia de San Luis”. El 14 de agosto de ese mismo año se realiza la primera “restitución definitiva, eterna y legal” de tierras al pueblo Rankül, y el 26 de noviembre le llegaría el turno al pueblo Huarpe. En el año 2008 se ordena la institución del Registro de comunidades originarias y comienza a desarrollarse el relevamiento de los todavía “descendientes” de los pueblos indígenas que habitaban la provincia. El 30 de mayo de 2009 quedaría inaugurado el “Pueblo Rankül”, un nuevo municipio -status provisorio- con autonomía de características particulares y el 26 de noviembre del año 2010 sucedería lo propio con el pueblo Huarpe –aunque en este caso su “status” es aún incierto-. Desde entonces ambos pueblos han coordinado, a través del Programa de Culturas Originarias, la realización de encuentros nacionales e internacionales de pueblos originarios, festivales, concursos artísticos, publicaciones, la oficialización de la “espiritualidad ranquel”, trabajos lingüísticos para la recuperación y cultivo de los idiomas, etc. A todo este trabajo de “recuperación” y “rescate” cultural, se articula la promoción de la actividad turística y el desarrollo de programas de fomento y asistencia productiva –artesanal y agroindustrial- a través del Ministerio del Campo. En esta ponencia pretendemos realizar una breve aproximación a este proceso en procura de brindar algunos elementos de análisis que aporten a la comprensión de la “facilidad” y “rapidez” con que se abrió la agenda de las culturas originarias en San Luis, así como de la envergadura de la política de reparación histórica a las mismas. Intentaremos dar cuenta de una transformación de los estándares metaculturales que articulados a la inauguración de un nuevo arte de gobernar, serían condición de posibilidad para la reemergencia e indexación gubernamental de las culturas originarias.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.