Búsqueda avanzada
El Partido Comunista de Uruguay y la vía pacífica
Garcé Adolfo.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
El problema de las vías a la revolución fue uno de los asuntos más debatidos en el movimiento comunista internacional a lo largo del siglo XX. Durante la década del sesenta se fueron perfilando dos grandes respuestas a esta cuestión central. Algunos partidos comunistas consideraron que, como se argumentara en el XX Congreso del PCUS, la probabilidad del tránsito pacífico al socialismo había aumentado y que los PC debían priorizar este camino (por ejemplo, los comunistas italianos y chilenos). Otros, en cambio, argumentaron que no podría haber revolución sin lucha armada (como los comunistas chinos y los cubanos). El PCU ni permaneció al margen de este debate ni se plegó acríticamente a alguna de estas visiones. Bajo el liderazgo teórico y político de Rodney Arismendi, que ocupó la secretaría general entre 1955 y 1988, elaboró su propia respuesta, una suerte de punto medio entre los dos grandes polos ya referidos. Por un lado, durante los años sesenta, el PCU redobló su trabajo político electoral. En particular, depositó grandes expectativas en la forja de un frente de partidos de izquierda, objetivo que alcanzaría en 1971 con la creación del Frente Amplio. En este sentido, el PCU se acercaba a la posición del PCUS, el PCI o el PCCH. Por otro lado, al mismo tiempo, definió que la vía más probable a la revolución en toda América Latina (por tanto, también en Uruguay) sería la lucha armada. Esta definición, extensamente argumentada en una de las obras teóricas más importantes de Arismendi (\"Lenin, la revolución y América Latina\", publicada en 1970), lo aproximaba a chinos y cubanos. Siendo consistente con esta previsión teórica el PCU articuló, desde 1964, una estructura militar secreta paralela a su organización legal. El peculiar enfoque del problema de las vías a la revolución elaborado por el PCU ayuda a poner luz acerca de los vínculos entre los partidos comunistas con el PCUS. Este partido fue, desde su fundación (1920) hasta la disolución de la URSS (1991), uno de los partidos más reconocidamente prosoviéticos de América Latina. El PCU acompañó, sin vacilar, cada uno de los giros de la política soviética, desde el pacto Molotov-Ribbentrop hasta la Perestroika, pasando por las invasiones a Checoslovaquia y Afganistán. Sin embargo, en un asunto tan fundamental como el de las vías a la revolución, elaboró y aplicó sus propias definiciones, diferentes a las de Moscú.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.