Búsqueda avanzada
La comprensión del tiempo histórico en diferentes actividades: Experiencias que llevan a pensar más sobre cada época
Bañiles Sabina Selene.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Una problemática común que solemos encontrar los profesores de Historia en los primeros años de la secundaria está relacionada con la comprensión del tiempo histórico. Son los primeros años aquellos en los cuales presentamos la historia de la humanidad como totalidad, la graficamos y luego comenzamos a abordar los procesos. Una cuestión a resolver es ¿Cuáles son las formas de enseñar el Tiempo? ¿De qué manera podemos favorecer la comprensión de temporalidades largas y lejanas? De todos modos, en esos años contamos con una alumnado que presenta una relación afectiva con los temas a trabajar: la “Prehistoria”, y las Historias Antigua y Medieval. Los contenidos resultan significativos, pero esto también nos presenta como desafío, el abordar problemáticas y no relatos épicos sobre el pasado. Los alumnos imponen nuevos medios de conocer el pasado y es precisamente ese pasado el que les plantea interrogantes que, en mi experiencia, presentan con menor frecuencia en los años siguientes. Aquí se desprenden dos preocupaciones: la primera es por qué la Historia lejana temporalmente es tan significativa en los alumnos de secundaria (aún la recuerdan con nostalgia en años superiores). Y, lo que me interesa abordar también, es cómo se abordan temporalidades de larga duración, en contextos, que si bien resultan significativos no aguardan similitud con mundos conocidos cercanamente. Es decir, cómo logro que un alumno comprenda, unos conceptos de tiempo y formas de vida de sociedades lejanas temporalmente pero que a su vez despiertan simpatía. Lo que planteo son una serie de actividades para resolver las problemáticas planteadas en diferentes clases y, cómo, las mismas, fueron disparadores para tratar de pensar la historia desde preguntas que atañen más a la vida cotidiana de las sociedades: ¿Qué comían? ¿Cómo se dividía lo que era campo de ciudad?, ¿qué había en una casa por dentro?, entre otras. Expondré una serie de actividades que han tratado de apuntar al concepto tiempo: desde representaciones de la cronología en edades; describir días en la vida de, biografías de anónimos, dibujar ciudades y formas de organización de las sociedades urbanas en diferentes momentos, entre otras. En ellas encontramos que los alumnos plantean cuestiones como historiadores, de acuerdo a las diferentes intervenciones del docente. Es decir, que partiendo de las actividades planteadas por el docente el alumno arriba a preguntas e hipótesis que fueron planteadas por los mismos historiadores. Interesa apuntar a pensar históricamente problematizando ese pasado.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.