Búsqueda avanzada
De la sumisión al empoderamiento de las mujeres adolescentes y jóvenes
Graciela Climent - IIGG/Coniet.
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La familia es una organización jerárquica atravesada por relaciones de poder asimétricas y desiguales en las que las mujeres ocupan lugares de subordinación en su carácter de cónyuges o hijas. Pero las relaciones de poder suponen la resistencia que puede ser considerada como un intento de empoderamiento –proceso de aumento progresivo del poder a través del cual las personas expanden su capacidad para tomar decisiones, capacidad que anteriormente era limitada o negada. El empoderamiento se relaciona con las relaciones familiares democráticas y con la socialización de género que favorecen el desarrollo de la autoestima, la confianza, la capacidad de agenciamiento, los logros académicos, capacidad de relacionarse y proyectarse en el futuro y la participación social. Se expresa en la satisfacción con la situación vital y en el bienestar psíquico. A partir del análisis de entrevistas realizadas en el marco de la investigación “Estrategias de enfrentamiento de la maternidad en la adolescencia” se muestra la dinámica del proceso de empoderamiento –diversas maneras en que las mujeres se someten o resisten el poder masculino –conyugal y paterno– y/ o logran empoderarse y tomar sus propias decisiones–. Algunas de esas maneras son el reconocimiento de sus deseos sexuales, la utilización de métodos anticonceptivos y su negociación o la opción por el aborto. Otras maneras son el abandono del hogar paterno, separarse cuando la relación conyugal no es satisfactoria, estudiar y trabajar para no depender de la pareja –aún cuando ésta no esté de acuerdo– la posibilidad de decidir en cuanto al uso del tiempo libre o el dinero, entre otras. El empoderamiento de las adolescentes y jóvenes implica un desafío poder patriarcal, que a nivel individual, es fundamental para su autonomía y bienestar y, a nivel social, contribuye al establecimiento de relaciones de género y generación más democráticas y equitativas.
Texto completo