Búsqueda avanzada
La resistencia antidisciplinaria del neoliberalismo
Pablo Martín Méndez - Universidad Nacional de Lanús (UNLa) - Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC).
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Las sociedades contemporáneas parecerían estar recorridas por una tendencia inconclusa y persistente, una tendencia que hasta cierto punto gobernaría el modo en que los sujetos se constituyen a sí mismos. Se trataría de una tendencia, pero también de esa fuerte necesidad que irrumpe desde el interior de cada individuo; se trataría de una necesidad, y además de aquella resistencia que requiere de iniciativa y de compromiso. Siguiendo los estudios de Foucault, la presente ponencia indaga tanto la procedencia de la consabida resistencia como también sus posibles y actuales efectos. Así pues, sostendrá inicialmente que ella se dirige contra los mecanismos y los correspondientes modos de sujeción característicos del “poder disciplinario” para advertir luego que las críticas hacia dicho poder proceden en gran parte de las postulaciones que el ordoliberalismo alemán elabora durante la década de 1940. El discurso en cuestión señala que las sociedades occidentales se encuentran atravesadas por la “masificación” y la “proletarización”: la primera tendencia implica el desmenuzamiento de los antiguos lazos comunitarios y la mecánica integración de los individuos desarraigados, mientras que la segunda se refiere a una existencia signada por la dependencia económico-social, la conducta al estilo cuartel y el estrangulamiento de toda inclinación verdaderamente humana. Precisamente en este punto, y considerando siempre las observaciones de Foucault, la ponencia indicará que las críticas ordoliberales conllevan una fuerte denuncia contra el poder disciplinario como modo de encauzamiento y de sujeción, aunque observará también que esa denuncia no busca anular el ejercicio del poder disciplinario, sino más bien transformarlo en “autodisciplina”. Se trataría entonces de la práctica de sí que cada individuo debe desplegar sobre su cuerpo y su alma para lograr así el supuesto y resistente ejercicio de la libertad; se trataría finalmente del modo de subjetivación correspondiente a aquello que Foucault denominara como “gubernamentalidad neoliberal”.
Texto completo