Búsqueda avanzada
Los vínculos laborales: placer y sufrimiento
Ricardo Ernesto Juan Ferrari - U.A.D.E..
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La ponencia que aquí presentamos constituye una primera aproximación a lo que algunos teóricos, en especial los ligados al psicoanálisis, han pensado en torno al vínculo de las personas en el trabajo y su relación con el bienestar o malestar psíquico y social. Los seres humanos trabajamos con otros, para otros o en contra de otros. El trabajo humano es un fenómeno social. La presencia de los demás es inexorable y está al servicio de facilitar la obtención de los medios de subsistencia. La presencia de los demás, puede favorecer el desarrollo y la realización de nuestras aspiraciones y en ese sentido ubicarse del lado de la promoción de salud o bien puede obstaculizar y dañar nuestros proyectos y ser promotora de enfermedad. Es a través del trabajo que el hombre deja su impronta en la naturaleza y que establece con los demás diversas relaciones: relaciones de cooperación, de conocimiento, de competencia, de sometimiento y de explotación Sabemos, a partir de lo que nos enseña la psicología, que toda persona es portadora no sólo de su historia singular sino también del contexto histórico, político, económico y social dentro del cual se inscribe su vida. En este sentido lo mismo ocurre en los vínculos laborales. Las personas se vinculan en sus trabajos no sólo según su ecuación personal sino también de acuerdo con lo que algunos autores han denominado “la subjetividad de la época”. Cuando un ser humano trabaja, no sólo produce los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades sociales sino que además el trabajo supone otro trabajo, que es, el estar con los demás, es decir, un esfuerzo de energía que supone acuerdos, negociaciones, renuncias personales, concesiones etc
Texto completo