Búsqueda avanzada
Sos un trabajador asalariado”. Sentidos del trabajo, moralidades y acción colectiva de trabajadores de la salud pública
Anabel Angélica Beliera - Licenciada en Sociología (UNLP), estudiante del Programa de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales (UNLP). Becaria de investigación de CONICET, con lugar de trabajo en el Centro de Estudios e Investigaciones Laborales (CEIL, CONICET) y Centro de Investigaciones Socio-históricas del Instituto de investigaciones en Humanidades y Ciencias Sociales (UNLP-CONICET)..
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
El régimen neoliberal tuvo serias consecuencias en el sistema público de salud de Argentina, tanto en las políticas de atención como en las condiciones laborales de sus trabajadores. Las acciones colectivas de los trabajadores del Hospital Provincial Dr. Eduardo Castro Rendón (HCR) de la provincia de Neuquén se articularon contra la aplicación de dichas políticas, generando una serie de tensiones intra-estatales en el proceso de gestión del sistema de salud pública provincial. En el análisis de este proceso es central tener en cuenta la construcción colectiva de sentidos que actúa como marco cultural de las acciones de los trabajadores, posibilitando la articulación de sujetos colectivos en los espacios laborales. Atendiendo a los sentidos nativos, considero que la noción de “trabajo” es central para definir la lógica del accionar de los actores, delimitando la unidad y la diferencia dentro de las estructuras del Estado provincial a partir de las categorías de “trabajadores estatales” y “funcionarios” . A partir de una estrategia metodológica cualitativa basada en la realización de observaciones participantes y entrevistas en profundidad, en esta ponencia analizaré cómo se pone en juego la categoría de “trabajador estatal” como forma de auto-adscripción en el espacio de trabajo cotidiano y momentos de huelga. Por un lado, la noción de trabajo aparece asociada al “compromiso” con la atención de la salud y la “defensa del sistema”; por otro lado, se asocia a la aprehensión de un “conocimiento” técnico que les otorga el derecho a intervenir cotidianamente en las decisiones de política estatal, disputando la gestión de las mismas a los “funcionarios”. De forma simultánea, los sentidos asociados al “trabajo en el Estado” fundamentan lo que he denominado comunidad moral y comunidad profesional de los “trabajadores estatales”, que actúan como marco cultural de sus acciones colectivas.
Texto completo