Búsqueda avanzada
Historizar los sexos para narrar la nación. Conclusiones sobre un estudio comparado de los discursos nacionales decimonónicos entre el Rio de la Plata y Nueva Granada
Nathalie Goldwaser - UBA.
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Alrededor del año 1830 comienza a gestarse, tanto en el Río de la Plata como en la Nueva Granada un grupo de intelectuales que pensaron y escribieron diversos proyectos nacionales a partir de concebir a la revolución independentista como un acontecimiento inconcluso en el que los hechos antecedieron a las ideas. En aquella heterogeneidad literaria (novelas históricas, cuadernos de viaje, artículos periodísticos) cabía no sólo el discurso descriptor de la naturaleza (con rasgos románticos), sino también aquel que observaba y criticaba el estado cultural y político, el de las costumbres y rasgos de la sociedad de su tiempo. Éstos textos tenían la particularidad de “exaltar el color local” a pesar que referían a las influencias extranjeras, modernas y cosmopolitas. El objetivo era fundar una discursividad de “lo nacional”, al tiempo que echar los cimientos para la construcción de los nuevos Estados nacionales. Esta exigencia comenzaba por la misma lengua literaria que la élite local compartía con la metrópoli colonial, pero que debía finalmente recrear una “cultura nacional” incorporando las nuevas corrientes tales como la republicana, moderna y universalista. En particular queremos centrarnos en las figuras de la mujer (en tanto objeto de discurso) para poder comprender por qué las mujeres tuvimos que esperar más de un siglo, pasada la emancipación del hombre, para el ingreso a los derechos políticos. Si bien en aquellos discursos nacionales decimonónicos la mujer fue invocada mientras se evocaba a la nación; dentro de aquellos escritos hubo argumentos que sirvieron muchas veces para justificar la “tardanza” del su ingreso como ciudadana política. En el juego de aparición/desaparición de las ideas políticas y de las concepciones sobre la mujer, leemos la persistencia de temas no saldados por nuestra época. Intentaremos demostrar algunas problemáticas aún vigentes pero que tienen su historicidad en aquella época.
Texto completo