Búsqueda avanzada
La guerra filipino-estadounidense (1899-1902). Un laboratorio de ensayo para el naciente imperialismo estadounidense
Darío Martini - FFyL.
X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La guerra filipino-estadounidense tiene su origen en el conflicto de 1898 entre Estados Unidos y España, que acabó con el dominio español de más de trescientos años sobre el archipiélago asiático. Sin embargo, la lucha contra España por la independencia filipina se remontaba a 1896. Cuando los estadounidenses tomaron Manila el primero de mayo de 1898, una rebelión nacionalista filipina había expulsado a los españoles de casi todo el archipiélago y tenía rodeados a los recién llegados. Los estadounidenses conquistaron entonces las Filipinas palmo a palmo, haciendo frente a un ejército regular primero y luego a una larga guerra de guerrillas nacionalista, que en algunas islas se mantuvo latente hasta el año 1913. Lo que comenzó como la extensión natural de las genocidas Indians Wars continentales (la “expansión hacia el Oeste”) derivó en algo mucho más complejo: la imposición hegemónica estadounidense sobre la que sería una de sus primeras colonias de ultramar. Este artículo se propone demostrar cómo esta guerra no sólo impuso el poderío estadounidense sobre Filipinas, sino que además sirvió de verdadera cantera de experiencias y laboratorio de ensayo para los métodos de dominación imperialista que Estados Unidos aplicó a lo largo del siglo XX (y que utilizó frente a la disidencia interna en el escenario político domestico). La repetición y readecuación de estos “experimentos” de hegemonía imperialista, que Estados Unidos supo utilizar de ahí en más para aplastar todo tipo de resistencia a su poderío, fue fruto directo de esta primigenia experiencia filipina, desarrollada en esta presentación.
Texto completo