Búsqueda avanzada
Crítica a los posmodernos sin sujetos desde la acción política de los sujetos. FaSinPat: Diez años de gestión obrera y sindicalismo clasista
Laura Meyer - Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe Facultad de Ciencias Sociales -UBA.
IX Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2011.
Dirección estable:
Resumen
El trabajo intenta mostrar como la historia de los sujetos desbarata a los posmodernos sin historia. Muchos autores posmodernos como en el caso de Laclau, al cual vamos a referirnos, retoman al igual que el autonomismo, las concepciones pos estructuralistas respecto al concepto de poder diseminado desde donde evitan enfrentar el real y actuante poder hegemónico organizado en el Estado. Esta concepción de un Estado neutro, fuera del dominio de clases, lo lleva al planteo de que no hay clase opresora que enfrentar, por lo cual por ejemplo, para Laclau, la tarea sería articular las “subjetividades resistentes” que puedan hegemonizarlo. Negando la constitución histórica de los sujetos, y deformando el concepto de hegemonía de Gramsci, pretende enfrentar el supuesto objetivismo del marxismo, cayendo en él mismo en el objetivismo por la vía de la naturalización de la estructura, impidiendo que los sujetos conozcan su constitución histórica y por lo tanto mucho menos puedan modificarla. En este aspecto, discutiremos dicha concepción desarrollando el debate sobre dos argumentaciones fundamentales del autor. Como absolutiza ciertas tendencias en cuanto a las transformaciones del “mundo del trabajo”, como ser el aumento del sector servicios, la feminización, la tercerización y precarización del empleo, la inmigración, la cual produce una enorme fragmentación y hace mas heterogénea aún la fuerza de trabajo. Para Marx y para la Teoría Crítica, la conciencia esta mediada por la experiencia y la reflexión que realicen las clases subalternas, tanto en el terreno económico como en el político, no bruta meramente por el lugar que ocupa en la producción, aunque esto tenga importancia relevante en dicha experiencia, y en segundo lugar veremos que justamente para los revolucionarios marxistas se plantea la necesidad de que pueda constituirse en clase hegemónica, lo cual solo es posible si rompe con el corporativismo. Abordaremos esta discusión desde la experiencia de los trabajadores ceramistas de la ex Zanon. Los diez años de gestión obrera de los ceramistas en la actual cooperativa FASINPAT, y la conquista del SOECN como sindicato clasista como experiencia pionera de lo que hoy se denomina Sindicalismo de base, es una continuidad en este sentido que planteamos mas arriba. Los cuales hoy son los principales impulsores junto a otras CI antiburocráticas, del periódico militante, Nuestra Lucha para construir una corriente clasista a nivel nacional y pelear por la organización política del movimiento obrero.
Texto completo