Búsqueda avanzada
“Antiguos panoramas. La ciudad de Córdoba vista una y otra vez”
BONDONE Tomás Ezequiel.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Este trabajo propone revisar una cuestión ya tratada en parte ampliando la mirada hacia imágenes referidas a una misma vista panorámica de la ciudad de Córdoba, Argentina, producidas en los últimos años del siglo XIX. Fotografía analógica y pintura al óleo se presentan como los procedimientos utilizados para captar la urbe desde lo alto, destacando una trama de intencionalidades, explícitas u ocultas. Así, la idea de autor o de espacio y tiempo se fusionan con otras coordenadas que tienen que ver con el estatuto de las imágenes en un arco que se desplaza entre la evidencia documental y la creación artística. De esta manera planteamos una reflexión sobre las posibles tensiones y/o vinculaciones plurales entre distintos tipos de visualidades y sus diferentes inscripciones culturales. El “artefacto visual” que origina el presente texto es hoy una obra legitimada por casi todos los segmentos de públicos, ya que ha sido vista, reconocida y largamente reproducida en el contexto local. De alguna manera el grado de institucionalidad que le cabe está determinado por su propia historia, ya que a pocos años de haberse constituido, pasó a formar parte de una colección oficial. Se trata de una pintura al óleo, titulada “Córdoba en el año 1895” realizada por el artista italiano Honorio Mossi (1861 – 1943), que se exhibe en forma permanente en el Museo Superior de Bellas Artes Evita – Palacio Ferreyra de la ciudad de Córdoba. Pero esta “pintura legitimada” hoy adquiere otra significación al compararse con una “nueva fotografía” que reproduce una vista panorámica de la ciudad de autor anónimo, exactamente igual a la pintura, de menores dimensiones y en color sepia, que de una manera fortuita ha llegado recientemente a nuestras manos. Luego de un minucioso análisis podemos datarla unos pocos años antes de la realización de la pintura y tras ello afirmar que es su antecedente inmediato, como un registro anterior indudable, retenido en papel. Una especie de “imagen fantasma” pues no está referenciada ni en publicaciones ni repositorios vernáculos y su circulación ha sido, hasta lo que conocemos, totalmente restringida o nula. Y tras todo ello nos preguntamos: ¿a quienes estaban destinadas esas representaciones?, ¿Qué identidad de relación o analogías proporcionales guardan entre si? ¿Qué tipos de usos se harían de ellas? En tal sentido advertimos la indudable vocación de las imágenes para condensar aspectos de lo real o mostrarse como síntesis poderosas de procesos sociales o culturales de mediana o larga duración, competencias a las que se pueden sumar otros marcos de aproximación, como la palabra escrita.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.