Búsqueda avanzada
Abstract: “La educación del príncipe Borbón español, Felipe V y Luis XIV”
Valenzuela y Emilce.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La muerte de Carlos II sin herederos legítimos, en 1700, dio inicio a la Guerra de Sucesión Española (1700-1714), donde el fin de la dinastía Habsburgo, proveniente de Austria daría lugar a la llegada al trono de una nueva, de origen francés: la Borbón. El nieto de Luis XIV accede al trono de la monarquía hispánica con las recomendaciones de su abuelo expresadas en cartas. Las mismas, representaron consejos para ser monarca en un nuevo reino: España, cuya corte comienza a componerse no sólo de nobles hispánicos sino también franceses. Esto último se debe a que, si bien Luis XIV había ganado la guerra, no necesariamente implicaba que el trono obtenido estuviera asegurado y consensuado entre los nobles. La razón de esto proviene de que Carlos II en vida, pero con su salud deteriorada, dio lugar a las especulaciones cortesanas que llevaron a la consecuente segmentación de bandos entre los nobles, apoyando a dos posibles sucesores: por un lado quienes apoyaban al duque de Anjou (futuro Felipe V) y por el otro, al hijo del emperador de Austria: Carlos. El ascenso al trono del nieto del soberano francés se da en este contexto de rivalidades nobiliarias, con un cuestionamiento proveniente del exterior en cuanto a la validez de su designación como monarca legítimo, y con un reino en crisis, con el agregado de la juventud y la inexperiencia del joven rey en asuntos de gobierno, ya que no había sido educado para convertirse en tal algún día, y mucho menos de España, una monarquía que encontraba con sus poderes socavados y en manos de las familias aristocráticas más importantes, por culpa de la ineficacia de los últimos Austrias. Como consecuencia de este panorama, la nueva dinastía borbónica desembarcaba con un ambicioso plan de cambios, y una forma de gobierno que implementaría, muy distinta a la de los Habsburgo. Por tal motivo, para evitar caer en una confrontación interna, el nieto de Luis XIV, se apoyará en los partidarios de su dinastía dentro de la corte y en los agentes franceses enviados por su abuelo . Su reinado daría inicio a una dinastía que no sólo marcó el destino de España, sino también el de Europa y América.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.