Búsqueda avanzada
“La Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra. Política y comunidad en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires (Ayacucho, 1967-1969)”
villanueva silvana.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
La marcación del ternero ha sido a lo largo del tiempo uno de los espectáculos más singulares de las pampas, pleno de dinamismo y de emoción. En 1968, esta práctica recurrente del mundo rural, se convirtió en una fiesta abierta a todo Ayacucho, ciudad ubicada en el sudeste de la provincia de Buenos Aires. El reconocimiento del gobierno nacional de que Ayacucho era la ciudad con mayor producción de terneros de la región, incentivaron las gestiones que dieron forma a la fiesta. La conformación de una comisión encargada de su realización culminó con el decreto nacional Nº2.721 de 1968 que institucionalizaba la Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra. Desde sus inicios, esta fiesta fue concebida como una de las manifestaciones más contundentes de las tradiciones propias que hacían a la identidad local. La tradición se recreaba a partir de la participación de la comunidad en diferentes actos, como la declaración de la yerra, la participación en peñas de música folklórica, la asistencia al desfile en el que convergían las manifestaciones de la cultura local, la elección de la reina de la fiesta, la presencia de fogones populares y ferias artesanales, entre otros. Estos acontecimientos de naturaleza ritual o simbólica, permitieron significar un conjunto de prácticas, propias del agro pampeano en toda la comunidad de Ayacucho, inculcando ciertos valores, legitimando ciertas instituciones y status, dando forma a la denominada tradición inventada (Hobsbawm, E.:1983). El problema que buscamos desarrollar y debatir en este trabajo se refiere a cómo la celebración de la primera edición de la Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra contribuyó a la reproducción de las practicas culturales propias de la sociedad civil rural, a partir de la reivindicación de ciertos actos y simbolismos propios de este sector que pueden ser rastreados no sólo en el desarrollo de la fiesta en sí, sino también en los artículos periodísticos de la época y los discursos políticos a través de los que se divulgó la misma.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.