Búsqueda avanzada
La idea del poder en el debate asambleario. Buenos Aires, 2001-2002
Caram Oscar.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Uno de los fenómenos más notables y significativos registrados en el marco de la pueblada de fines de 2001, es la constitución de asambleas barriales. El estallido del 19 y 20 de diciembre vino a coronar un clima de rebeldía contestataria cuyos innegables precursores son los movimientos piqueteros y las organizaciones sociales conformadas al calor de las luchas, tanto en puntos neurálgicos del interior del país como en el conurbano bonaerense. El dato novedoso fue la irrupción de los sectores medios en el cuadro de la protesta nacional, tanto por la confiscación de los ahorros instrumentada por el gobierno de la Alianza, como por la creciente conciencia de defraudación de las expectativas generadas por la dirigencia política. La ya legendaria consigna unificadora “que se vayan todos”, expresó el agotamiento de la idea de representación. Las asambleas habrían adquirido el carácter de expresión popular en tanto búsqueda de mecanismos más genuinos y horizontales de representación, asumiendo el cuerpo asambleario en su conjunto el ejercicio de la práctica política y la reflexión sobre la misma. Estas asambleas barriales surgieron en buena parte de la ciudad de Buenos Aires, en numerosas localidades del conurbano así como en ciudades del interior argentino. Instancias en las que el ejercicio de la democracia directa intentó capitalizar colectivamente el aluvión de la protesta callejera, tanto en pos de concretar reivindicaciones barriales y zonales, como en planteos más abarcativos a nivel nacional. En tal sentido, nos interesa profundizar en cómo el tema del poder atravesó las discusiones asamblearias con mayor dinamismo y creciente virulencia y, al mismo tiempo, indagar cómo las políticas que desde el gobierno se implementaron, configuraron a mediados de 2002 un momento crítico, debido a la represión desatada y con la muerte de dos militantes, hecho que habría marcado un quiebre en la propia dinámica del movimiento asambleario. La idea es que el agotamiento del poder horizontal encarnado en las asambleas barriales obedeció en buena medida a este violento cambio tanto en la orientación del bloque en el poder, como en el imaginario de los integrantes de aquellas. Para este trabajo, se han realizado entrevistas a un amplio espectro de actores sociales, con la intención de rastrear los imaginarios de los mismos respecto al proceso en que se hallaban involucrados.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.