Búsqueda avanzada
Los jóvenes como actores peligrosos. Argentina 1958-1983
Castagnola y Horacio.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Dos conceptos que, en el universo de las humanidades y las ciencias sociales, son vagos, el de “populismo” (y “neo-populismo”) y el de “carisma”, han venido a converger en las realidades y análisis de la historia política de América Latina. Más precisamente: se ha reconocido que un componente frecuentemente asociado al populismo y al neo-populismo latinoamericano es la presencia de un liderazgo político de tipo carismático: a veces, se reconoce en esta presencia una importancia tan significativa, que ella es utilizada para definir esta experiencia política como tal (es el caso, por ejemplo, del “varguismo” brasilero, del “cardenismo” en México y del “peronismo” en la Argentina). En el marco de la problemática así planteada, nuestra ponencia persigue cuatro objetivos: en primer lugar, revisar críticamente algunos de los textos clave de la literatura que se ha encargado de definir el carisma (desde Max Weber hasta Clifford Geertz) buscando identificar continuidades y rupturas y, en particular, las diversas maneras en el que el carisma ha sido conceptualizado; en segundo lugar, explorar qué tipo de vínculo tienen los términos “carisma” y “populismo” (y “neo-populismo”) en los estudios que se han realizado de las experiencias así llamadas “populistas” (y “neo-populistas”) en América Latina: en particular nos interesará indagar hasta qué punto el término “carisma” ha sido utilizado como una pseudo-explicación para “dar cuenta” del apoyo político que sectores sociales de procedencia muy diversa dieron a las experiencias políticas “populistas” (y “neo-populistas”). En otras palabras, buscaremos analizar si en la literatura académica el reconocimiento de la existencia de un vínculo tildado de “carismático” vino a llenar una ausencia de explicación. En tercer lugar, indagar la plausibilidad de estos vínculos: esto es, examinar en alguna de las experiencias denominadas populistas (y/o “neo-populistas”) si el nexo entre “populismo” y “neo-populismo” y liderazgo carismático efectivamente responde a las descripciones que se han hecho de él. Finalmente, explorar, a partir de una reformulación del concepto, la posibilidad de ver al “carisma” en el “populismo” (y en el “neo-populismo”) como un fenómeno que permita iluminar y precisar las características de este tipo de experiencias políticas.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.