Búsqueda avanzada
La relación entre el Departamento de Estado y la dictadura argentina durante la administración Ford (1976-1977). Un análisis a partir de fuentes norte
Mazzei y Daniel Horacio.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Apenas 48 horas después del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, William Rogers, número 2 del Departamento de Estado norteamericano informaba a su superior inmediato, Henry Kissinger, sobre la situación en Argentina y la postura que debería adoptar su embajador en Buenos Aires. Según su informe se esperaba “mucha sangre en la Argentina”, y se recomendaba “no debemos apresurarnos”. En su respuesta, Kissinger, refiriéndose a los generales argentinos, expresó: “van a necesitar un poco de estímulo de nuestra parte (...) No quiero darles la idea de que son hostigados por Estados Unidos”. En ese diálogo comenzaban a delinearse las posturas que dividirán al Departamento de Estado en los meses siguientes. La actitud de Kissinger y los halcones contrastaba con la de aquellos que, a partir de las críticas del Congreso y la opinión pública en los casos de Chile y Uruguay, recomendaban una postura de hands off (manos afuera). En las primeras semanas posteriores al golpe pareció imponerse en la administración Ford la idea de que prevalecería una supuesta línea moderada encabezada por los generales Videla y Viola. Sin embargo, semanas después, la desaparición de ciudadanos norteamericanos, y las denuncias de coordinación represiva entre las dictaduras del Cono Sur, provocaron un cambio de postura del embajador Robert Hill y de otros funcionarios del Departamento de Estado. En el caso de Hill, su actitud se diferenciaba de la de sus pares en Chile y Uruguay a punto de enfrentarlo abiertamente al jefe de la diplomacia norteamericana. El objetivo de esta ponencia es analizar, en base a fuentes de agencia norteamericanas (CIA, FBI, Departamentos de Estado y Defensa), la política de la administración Ford hacia la dictadura argentina y responder a las siguientes preguntas: ¿Cuál fue la relación entre el gobierno argentino y el de los Estados Unidos durante su primer año de mandato?, ¿Qué sabía la administración Ford sobre la coordinación represiva entre los países del Cono Sur?, ¿Hubo una política pública y otra privada por parte del Departamento de Estado?, ¿Cómo se manifestaron las diferencias al interior de la propia administración norteamericana?, ¿Cómo repercutió la ambigua postura norteamericana en la actitud represiva del gobierno argentino?
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.