Búsqueda avanzada
Conciencia de clase sobre rieles: iniciativa obrera en la lucha ferroviaria de 1950-1951
Costilla Ana.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
El trabajo que presentaremos tiene por objetivo revisar el problema de la autonomía/heteronomía del movimiento obrero bajo el primer régimen peronista, a la luz de una experiencia concreta: la del proceso huelguístico que protagonizaron los obreros ferroviarios -desde noviembre de 1950, hasta el mes de enero del año siguiente- el cual terminó siendo declarado ilegal por decreto presidencial, con la movilización militar de los huelguistas a sus puestos de trabajo, y cientos de obreros militantes despedidos y presos-políticos. Nuestra motivación al trabajar sobre ésta, y no otra, de las huelgas que tuvieron lugar en esos años (de obreros del azúcar, bancarios, marítimos, fosforeros y gráficos) está dada por el hecho de tratarse de un gremio que contaba con una importante tradición de lucha y organización –bajo la influencia de las corrientes socialista, sindicalista y comunista- desde mucho antes que el Cnel. Perón iniciara su labor en el Departamento Nacional de Trabajo. En este sentido, y gracias al aporte de valiosos estudios sobre el tema (nos referimos especialmente al trabajo de Juan Carlos Torre) se ha demostrado el papel fundamental que tuvo la Unión Ferroviaria –junto con otros gremios pertenecientes a la llamada vieja guardia sindical- en constituir una base de respaldo político para el vertiginoso asenso al poder del Secretario de Trabajo y Previsión. Es importante tener presente, entonces, que estamos hablando de un gremio que pasó a ser reconocido, por propios y ajenos, como peronista de la primera hora. En efecto, no sorprende que el mayor y más frecuente interrogante haya sido el de cómo era posible que “le hicieran” un paro de semejante magnitud a su máximo líder y referente político. La pregunta disparadora de nuestro trabajo, en cambio, le da una vuelta de tuerca a aquel interrogante, y se plantea: ¿será que esta huelga permite dar por tierra con aquellas tesis que postularon para estos años una pasividad, burocratización y subordinación total del movimiento obrero y sus organizaciones al estado? Nuestra hipótesis es que las huelgas ferroviarias del ‘50-‘51 nos hablan de una suerte de pulsión de autonomía que continuaba operando, por lo menos al nivel de las bases, a la hora de defender sus intereses de clase frente al avance del capital, y a pesar de su mayoritaria adscripción a una identidad política peronista. Las limitaciones que de esta contradicción se derivan, exceden a los propósitos y posibilidades de estudio de este trabajo, pero no dejarán de ser materia de reflexión. Nuestro análisis tratará de centrarse en las iniciativas que concretaron los trabajadores ferroviarios pertenecientes a las distintas seccionales de la Unión Ferroviaria, y de dar cuenta de las estrategias que elaboraron conjuntamente en su lucha por conseguir, en principio, una mejora salarial.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.