Búsqueda avanzada
En las fronteras del mundo medieval. Realidades e imaginarios
Basualdo Miranda y Hugo Roberto.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Las últimas décadas del siglo XX y los comienzos del siglo XXI han significado una actualización de las ciencias históricas en el marco de la renovación verificada desde la época de la fundación de la denominada Escuela de Annales. Esto ha comportado un replanteo, tanto desde lo teórico como de lo metodológico que se han traducido en nuevas problemáticas producto de temáticas hasta el momento no consideradas o, en muchos casos, impensadas como problemas de interés para el campo histórico El “espacio”, su organización, percepción, vivencia y representación del mismo se ha convertido en un campo de especial relevancia para los estudios históricos, dado que en él se desarrolla el “drama histórico”, parafraseando una frase que se ha convertido en emblema. Es evidente en este sentido el lugar privilegiado que en este aspecto tiene el “imaginario” en lo que a las vivencias, ideas y representaciones se refiere. De esta manera, espacio e imaginario se dan la mano a la hora de su representación Cuando hablamos de la frontera en el mundo medieval, nos encontramos con el límite, o mejor dicho con el espacio, con un espacio que vincula lo conocido con lo desconocido. Y aquí entran en juego formas de explicación que escapan a los mecanismos psíquicos de explicación racional. La vida del hombre, tanto ayer como hoy, se encuentra atravesada de creencias, ideas, representaciones e imaginarios de las que el hombre, a modo de materia prima, construye realidad/es. Cuando de lo inexplicable se trata, los hombres recurren a explicaciones que fundan más allá de lo racional. Aquí es donde entran en juego los imaginarios, las ideas y creencia. Lo desconocido, los miedos los temores sobre esto constituyen los mejores aspectos sobre los cuales aplican de mejor manera. Los relatos de viajeros, peregrinos o las tradiciones orales constituyen en este sentido el mejor material que aviva y/o deforma la/s realidad/es. El Viaje de San Brandán y el libro de las Maravillas de Jehan de Mandeville nos permiten aproximarnos una vez más a ese espacio fronterizo de las sociedades medievales cargados de mitos, leyendas, ideas, creencias, imaginarios, que han modelado los espacios y la alteridad.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.