Búsqueda avanzada
“La supremacía de la U.C.R. en el Municipio de Río Cuarto desde 1983”
Hurtado y Eduardo José.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Las decisiones para la creación de un destino común entre los habitantes de una población, forma parte del campo de la cultura política; ésta nos remitiría al menos a dos cuestiones, los diversos modos en que las sociedades se organizan con el objeto de gestionar sus principales conflictos y la resolución de dichos conflictos. El sendero elegido asumiría un carácter político de representación colectiva. La vida democrática se organiza y se legitima por la actividad electoral; a partir del ciclo de continuidad democrática establecido en 1983, la ciudadanía de la ciudad de Río Cuarto concurrió en ocho oportunidades a elegir intendente, solamente una vez el electorado se inclinó por el candidato del Partido Justicialista; en las otras oportunidades el triunfo correspondió a distintos candidatos de la Unión Cívica Radical. Una mirada superficial podría concluir que los ciudadanos de la ciudad son mayoritariamente del Partido Radical; la realidad es más compleja y el comportamiento del electorado se puede explicar analizando diversas variables vinculadas a la reticencia al cambio por parte de la ciudadanía, a las expectativas que despertaron las propuestas partidarias, a las coaliciones o alianzas electorales que se conformaron. En este trabajo, por lo tanto, intentaremos analizar el comportamiento de actores sociales institucionales, cuya presencia aparece o se refuerza después de los cambios operados. Sus protagonistas serán actores del sistema político que operan en su interior, organizadores sociales que pretenden poner en marcha proyectos de poder, definidos como tales a partir de un complicado juego de relaciones de fuerza. Juego que supone tensiones en el enfrentamiento de cada uno de los actores con otros, pero también en su interior. Durante los años que transcurrieron desde el retorno democrático de 1983, en el gobierno de la ciudad, en correspondencia con el plano nacional; se consolidó una democracia electoral, caracterizada por la debilidad de los contextos deliberativos, por la inconsistencia del control de las decisiones del Estado. La esencia política de la coyuntura de fin de siglo determina un fuerte liderazgo del ejecutivo municipal, con un Concejo Deliberante dependiente del jefe municipal, esto conduce a una debilidad institucional y baja densidad de la democracia. La debilidad institucional y la democracia de baja densidad se refuerza por la configuración de las coaliciones partidarias y extra partidarias, los acuerdos no suelen ser programáticos sino que responden al líder o candidato a intendente municipal generando una inconsistencia en el poder del partido político.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.