Búsqueda avanzada
Ir a la playa: desplazamientos hacia los balnearios costeros en Rio Grande do Sul
Joana Carolina Schossler.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
El desarrollo de muchos balnearios costeros en Europa fue posible gracias a la expansión del ferrocarril. A finales del siglo XIX en Brasil, eran muy pocos los trayectos de tren que llegaban a estos balnearios. Por lo tanto, cumplir el deseo de disfrutar de la costa implicaba crear medios de transporte que permitiesen desplazarnos para disfrutar del mar. En la belle époque, el deseo de la orilla del mar suponía un desplazamiento hasta la costa, siendo este un hecho estudiado por la industria automovilística en sus comienzos. Pero antes de que el automóvil se convirtiese en algo popular, los escasos coches que circulaban por la playa eran propiedad de aristócratas, burgueses, o pertenecían a los propietarios de los hoteles, quienes los empleaban en llevar a los huéspedes hasta los balnearios. Las vacaciones costeras en Rio Grande do Sul comenzaron a mediados del siglo XIX, siendo los baños terapéuticos la principal finalidad del desplazamiento de los bañistas hasta las playas. Así, desde sus orígenes hasta su popularización en el año 1940, los cambios en los motivos de estos viaje hasta la playa pueden ser entendidos en este texto. Este estudio permite analizar tres fases en los cambios técnicos de los viajes hacia las playas: el desplazamiento con carros de tracción animal, el transporte por carreteras y el aéreo. Cerca de esta evolución se busca entender el desarrollo de las autovías y los transportes que influyen en el tiempo del viaje, causando en consecuencia cambios en el modo de disfrutar y percibir el tiempo en la playa.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.