Búsqueda avanzada
Primaveras Heladas: Bulgaria luego de 1956. Aproximaciones en torno a un deshielo cultural
Sofia Blanco Ivanoff Ialamoff.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Luego de la muerte de Josif Stalin y del XX congreso del PCUS, en donde Nikita Krushev expuso el famoso “Informe secreto” que denunciaba “El culto a la personalidad”, la sociedad soviética aun conmocionada, pudo percibir la presencia de un clima de distensión y moderada liberación; en el plano cultural e intelectual, la esperanza de una renovación al interior de la Intelligentsia fue abrazada con incertidumbre y fervor. Ahora bien, no solo en la URSS se denunciaron los crímenes perpetuados con anterioridad por la dirección estalinista: en algunos países integrantes de la denominada “Cortina de hierro”, sucesos similares tuvieron relevancia, como es el caso de Bulgaria. Este país, socialista desde 1944, tuvo su propio XX Congreso, el denominado Pleno de Abril de 1956 ante el VII Congreso del PCB, su propio Krushev, Todor Zhivkov, y su propio informe secreto, el “Informe de balance del CCPCB”. Ahora bien, lo llamativo es que ante tanta similitud con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, hay un aspecto que nos llama la atención en particular: las políticas en materia cultural e intelectual. Puntualmente, centrándose en las directivas soviéticas, Bulgaria y su partido comunista (PCB) de la mano de Todor Zhivkov -su dirigente- emprendieron el camino trazado por la URSS en pos de una revisión de su pasado. En lo que respecta a nuestro análisis, a partir de 1956 observamos que la política cultural búlgara consistió en uno de los puntos nodales mas inmediatos para proceder con la “desestalinización”, ya que supuso una posibilidad de renuevo, de reinvención, dentro de un sistema político todavía permeado por las estructuras mentales, sociales y culturales estalinistas; tal foco es nuestro objeto de análisis. Por ello, introduciendo el concepto de “deshielo” ligado a la cultura es que analizaremos los discursos promovidos desde el PC Búlgaro en estrecha vinculación con los promulgados por sus pares soviéticos, a fin de transformar a través de la literatura, la historia y la cultura popular, el curso hasta ese momento estalinista del país. Entonces, entendiendo que no podemos hablar de una desestalinzación, ya que las estructuras previas impregnaban la vida social, es que proponemos hablar de un “deshielo” porque representaría una variante moral, una disposición particular hacia la vida en materia cultural, que fue la que finalmente floreció luego del “Pleno de abril” y ejemplificó los límites de un proceso político encarado desde las cúpulas del poder, así como la preeminencia de los Intelligenty y el pueblo como sujetos sociales activos en medio de un devenir histórico plasmado de desilusiones y desconfianza; una verdadera Primavera Helada.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.