Búsqueda avanzada
Apuntes para un estudio transnacional de la cultura comunista
Prado Acosta y Laura.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
¿Cómo abordar un estudio transnacional de la cultura comunista? en esta ponencia se busca plantear algunas líneas para iniciar una respuesta posible. Pero como condición previo es preciso analizar una cuestión relativa a su locus: el internacionalismo. Esta idea central de la cultura comunista, a través de la cual, los sujetos militantes se identificaron con un movimiento que los trascendía. Esa differentia specifica[1] resultó un elemento dativo de fortaleza y sentido para los comunistas. Buena parte del “carisma” o del atractivo del comunismo provino de su condición internacionalista. El militante se relocalizaba, formaba parte de un entramado que lo excedía y lo involucraba en asuntos de latitudes lejanas. A su vez, generaba fuertes cuestionamientos e impugnaciones a su accionar local. El internacionalismo se vinculó al funcionamiento efectivo de una organización política que se disponía a intervenir activamente en todos los espacios posibles. Sus implantaciones fueron diversas y articuladas: la fábrica, el barrio, los comités provinciales, nacionales, regionales e internacionales. El carácter inextricable de estos espacios, que abarcaron desde la Tercera Internacional Comunista a la “célula” (mínima expresión organizacional que reunía a tres militantes) requiere tomar una serie de elecciones analítico-metodológicas, este trabajo busca servir de hoja de ruta al sugerir un modo posible de iniciar un estudio, geográficamente extendido, de la cultural comunista latinoamericana.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.