Búsqueda avanzada
Ararat. Mundos sociales en el cine de Atom Egoyan
Zylberman Lior.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
En los debates en torno a la representación del genocidio, el judío ha enmarcado las líneas teóricas con las cuales estudiar los demás; sin embargo, lo cierto es que la primera película sobre este tipo de matanzas fue Ravished Armenia de Oscar Apfel, de 1919. Por las características del propio crimen, el genocidio armenio casi no ha tenido lugar en la pantalla cinematográfica. Si bien la temática fue abordada en forma esquiva o tangencial en un pequeño número de film, será recién en el año 2002 con Ararat de Atom Egoyan que el genocidio armenio alcance una amplia visibilidad y difusión. Ararat plantea sugerentes líneas para su análisis, y en nuestra ponencia la misma será estudiada a partir de tres niveles: la problemática de la imagen, el problema de las generaciones, y la representación del genocidio. Los tres niveles se encuentran interconectados entre sí, retroalimentándose mutuamente; de este modo, Ararat lejos está de presentarse como una “ventana al pasado” sino como una problematizadora de las relaciones del presente con el pasado. Para estudiar la sucesión de las generaciones se tomará una serie de conceptos a partir de Karl Mannheim, José Ortega y Gasset, y Alfred Schutz. A partir de ello, se verán que las intenciones de Egoyan no se encuentran en dar cuenta de una representación “realista” del genocidio sino plantear sus efectos. Desde la problemática de la imagen, se tomará, sobre todo, la noción de pragmática de la imagen, término que Philippe Dubois emplea para pensar la fotografía. A partir de esta distinción analizaremos esquemáticamente cómo cada personaje se relaciona con las imágenes y, al mismo tiempo, cómo se conecta visualmente con el pasado de horror. Finalmente, la tercera problemática aborda la representación del genocidio en sí. Si bien los otros dos niveles se encuentran en estrecha relación con lo que esta temática se refiere, en este nos dedicaremos exclusivamente a estudiar cómo Ararat enfrenta la representación visual del pasado; es decir, un nivel más próximo a lo pensado como cine histórico. En esa dirección, veremos con qué estrategias se nutre Egoyan para sortear diversos inconvenientes en torno a dicha cuestión; colocando a Ararat, si se quiere, más próximo a las ideas de Robert Rosenstone de “cine histórico posmoderno” que la de un cine histórico clásico-realista.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.