Búsqueda avanzada
Las mujeres pintoras como productoras de arte en el Barroco italiano del siglo XVII
ortiz y maria de lujan.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Por largo tiempo se ha considerado que durante la modernidad clásica las mujeres estaban relegadas exclusivamente al ámbito privado del hogar. Eran las encargadas del cuidado de la prole, la gestión de la vida ritual y ceremonial de la familia, encomendadas para garantizar el orden y el funcionamiento de la estructura social. También eran funciones específicas e indelegable de las mujeres la reproducción y el cuidado de los hijos bajo la atenta supervisión de los hombres. El hecho es que las pintoras del siglo XVII parecen no encuadrar en ese estereotipo, en especial cuando lo contrastamos con la libertad con la que desempeñaban su actividad, manejaban sus propios talleres y contrataban con mecenas por cuenta propia. Algunas mujeres se dedicaron a su arte como forma de vida, pretendieron (y lograron) vivir de su trabajo como pintoras actuando en el espacio público que se suponía, pertenecía a los hombres. Pese a esto debemos reconocer que son pocos los estudios historiográficos y libros de arte que hacen referencia a la existencia de artistas mujeres, esto podría llevarnos a pensar que apenas han existido. Es dable señalar sin embargo, que las fuentes documentales que se refieren a la modernidad clásica han sido predominantemente masculinas y reacias a mencionar en sus crónicas la existencia de las mujeres dentro de las disciplinas artísticas. Pretendo realizar un análisis desde una perspectiva de sujetos históricos, a través de sus creaciones y de la posición que ocupaban las pintoras dentro de la sociedad. Indagaré a través de indicios, fuentes documentales y obras pictóricas, la presencia de las pintoras en el barroco italiano del siglo XVII, pensando a esas mujeres como artistas que se desempeñaban en una esfera que iba más allá de la intimidad del taller y de sus relaciones sociales cercanas. Por lo tanto indagaré a través de sus obras, la forma en qué las pintoras del Barroco italiano fueron consideradas por sus contemporáneos en tanto artistas y mujeres que cumplían un rol atípico para la época. Actuar en el ámbito público no ha sido fácil para las mujeres confinadas a lo privado y criticadas al acceder (casi como “intrusas”) al rango de artistas, categoría pensada en masculino. Fuese en el espacio público o en el privado, la imagen de la femineidad contrastaba con las de creadoras de arte, más allá de que en su época hayan sido caracterizadas como sujetos “extraordinarios” o “sorprendentes”.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.