Búsqueda avanzada
La Contrarreforma en Andalucía; entre el privilegio y el orden moral (s.XVI-XVII)
Fernández y Rosa Isabel.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Desde el primer tercio del s.XX la aparición la Escuela de los Anales y su enfrentamiento con otras escuelas renovaron y enriquecieron las investigaciones en el campo historiográfico. La consolidación del estamento nobiliario durante el Antiguo Régimen se constituyó entonces, al influjo de diferentes perspectivas, en una peculiar formación social con inmensas posibilidades para el análisis histórico pero también en un campo sumamente fértil para las investigaciones sociológicas. En esa sociedad jerarquizada, al interior de la elite dirigente tanto laica como eclesiástica, resultaba particularmente natural que los asuntos personales guardaran enorme relación con los asuntos oficiales o profesionales; tal vez como producto de sentimientos de obligación personal para con el funcionario poderoso del que se dependía o del temor que aquel inspiraba. Lazos y rivalidades familiares, amistades y enemistades personales eran factores normales que en conjunto influían sobre la conducción de los asuntos de gobierno, así como sobre todos los demás negocios oficiales.- La conformación de una sociedad jerarquizada, en la que la población ya se diferenciaba por la división de funciones, se hallaba diseminada en un amplio territorio, dependía de un centro político y respondía a un proyecto de concentración del poder con probabilidades de acrecentarlo. Tal estamento social entendía que el usufructo del poder dependía fundamentalmente del manejo de los recursos económico-financieros y del control de la fuerza militar o policíaca. Además, es preciso observar que en estas elites dirigentes tanto laicas como eclesiásticas, aún cuando desaparecían o eran reemplazados quienes detentaban el poder en algún momento, por el carácter hereditario de ese poder, alguien dentro de la misma familia u otro grupo dinásticamente relacionado pero del mismo rango sustituía al anterior. Nuestra investigación tiene por objeto no sólo observar las características de una configuración de hombres interdependientes que hicieron posible y fueron absolutamente necesarios para que miles de seres humanos a lo largo de siglos se dejaran dominar sino también desentrañar la dinámica social y las estrategias que hicieron posible el mantenimiento del poder por largo tiempo dentro de un mismo grupo social. Para entender la pervivencia del poder eclesiástico en manos de la nobleza debemos analizar la particular configuración de la conducta que tal grupo social construye y necesita para subsistir. Responde a un sistema social de normas y valoraciones de cuyas leyes nadie puede escapar sin poner en peligro su supervivencia.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.