Búsqueda avanzada
La institución de la maternidad como bastión del heteropatriarcado. Reflexiones situadas y puntos de quiebre
Yañez y Sabrina Soledad.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Desde la segunda mitad del siglo XX, el feminismo y otras perspectivas críticas han producido una ruptura con respecto a las categorías normalizantes, patriarcales, racistas, heterocéntricas y etnocéntricas que caracterizaron el estudio de las familias durante la modernidad. Entre los aportes de mayor impacto en la deconstrucción de definiciones monolíticas de “la familia”, el cuestionamiento de la maternidad como “destino natural” de la mujer ha sido uno de los más importantes. El feminismo ha desnaturalido la maternidad, estableciendo una diferencia fundamental entre el hecho biológico de la procreación y la institución social de la maternidad. En 1976, la poeta y teórica feminista estadounidense Adrienne Rich escribió “Nacemos de mujer. La maternidad como experiencia e institución”, en donde hace la primera distinción detallada entre “dos significados superpuestos de maternidad: la relación potencial de cualquier mujer con su capacidad de reproducción y con los hijos; y la institución, cuyo objetivo es asegurar que este potencial -y todas las mujeres- permanezcan bajo el control masculino”. Al separar la institución de la experiencia, Rich realizó una dura crítica de la sujeción de las mujeres a la maternidad obligatoria, regida por mandatos y prácticas dictados por el heteropatriarcado y por los intereses económicos y políticos de cada momento histórico y a través de diferentes culturas. El texto de Rich y otros textos fundacionales fueron retomados, profundizados y ampliados por feministas de distintos trasfondos, por ejemplo por feministas negras y lesbianas, que incorporaron nuevas dimensiones al estudio de la maternidad como institución y experiencia. Sin embargo, las tensiones entre estos dos significados superpuestos siguen vigentes en la actualidad, con consecuencias concretas para la vida de las mujeres –tanto de las que deciden ser madres como de las que deciden no serlo, y también de todas aquellas para quienes la maternidad no se ha presentado como una elección. En este trabajo, me propongo trazar algunos de los procesos de institucionalización de la maternidad en la Argentina, especialmente aquellos que atañen a las intervenciones del sistema de salud en las experiencias de embarazo, parto y puerperio. Ante las formas monolíticas de la “maternidad institucionalizada”, las contradicciones, la ambigüedad y la diversidad como dimensiones de las experiencias de maternidad pueden ofrecer puntos de quiebre para vivencias más plenas y autónomas.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.