Búsqueda avanzada
Reflexiones en torno al rol social del historiador en la historia presente argentina
Guadalupe Ballester.
XIV Jornadas Interescuelas/Departamentos de Historia. Departamento de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, 2013.
Dirección estable:
Resumen
Desde la segunda mitad del siglo XX han aparecido en la agenda de los historiadores nuevas preocupaciones y demandas sociales. Surge entonces un nuevo régimen de historicidad (idea que supera a la del periodo histórico) que recorta un lapso de tiempo móvil e impone nuevos desafíos. Los limites ya no son cronológicos (entendiéndolo como años de comienzo y fin de procesos históricos) sino generacionales. La historia del presente es una concepción evolutiva que se reduce al sujeto desde el cual se analiza. No empieza o termina, depende de la historicidad del mismo sujeto (Arostegui, 2004). Sumado a esto, la misma tiene por objeto el recuerdo de al menos una de las tres generaciones que comparten el presente histórico (Mudrovcic, 2000). Entender la dinámica sujeto-objeto que este régimen de historicidad articula, y los cambios que provoca en la labor historiográfica, permite plantear algunas de las especificidades y desafíos de la historia del presente, entre ellas la nueva relación entre el historiador y la sociedad. Es importante marcar que la historia reciente argentina refiere a un pasado traumático que ha marcado a nuestra sociedad con diversas consecuencias como, por ejemplo, la ausencia de 30.000 personas. El objetivo del presente trabajo es pensar críticamente, en este escenario, cuál es el rol social del historiador. En base a lo que los propios historiadores dicen, sea en sus trabajos o en entrevistas, se platearan dos categorías principales sobre qué función ocupan al trabajar la historia presente: la historia (y el historiador) como reparador (Ricouer, 1992; LaCapra, 1994; Mudrovcic, 2003) y el historiador como personaje políticamente (y éticamente) necesario y relevante (Pescader, 2003 y 2006; Águila, 2010, Sábato, 2011; Franco y Levín, 2007). Tomando entonces estas dos categorías principales surge la necesidad de reflexionar críticamente sobre cuál es el rol que efectivamente ocupan los historiadores de la historia reciente argentina en nuestra sociedad. Se propone pensar sobre qué funciones cumplen los historiadores del presente más allá de la academia, más allá de sus escritos y sus dichos; adentrarnos en los hechos y las acciones. Qué prácticas sociales y culturales los vinculan con el resto de la sociedad argentina, y cuánto de su formación como historiadores atraviesa el vínculo entre ellos y el resto de sus conciudadanos. Acercarnos a estas preguntas permite repensar las propias prácticas y el futuro de un campo historiográfico que crece en nuestro país a pasos agigantados.
Texto completo
Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/deed.es.